Cesário

 poesía joven de un joven poeta

 

 Por Antonio Carlos Villaҫa (I)

Estando yo en Lisboa, fue un octubre de 1966, muchas veces fui a espiar el busto de Cesário Verde, el mismo jardín que lleva su nombre. Y muchas veces me senté allí de cerca, en un banco cualquiera, para contemplar un poco al poeta tan joven. Escribí en el O Anel:

La niebla envuelve a Lisboa. Veo el busto de Cesário Verde. Me paro. Miro el rostro melancólico del joven poeta, que murió hace tanto tiempo… Es un muchacho en esta mañana de niebla, en un jardín del centro de Lisboa, es un frágil poeta contemplando la vida. Los poetas son infelices. El arte es una especie de condenación.

Una impresión realmente de inseguridad, fragilidad, emanaba del rostro juvenil de nuestro poeta, como de hecho emana de su poesía, toda elaborada en deseos de ser lapidario que caracteriza las estrofas sonoras de Cesário. La forma es escultórica y mantiene cierta frialdad, típicamente parnasiana. (más…)

Anotaciones

Por Fernando Pessoa

Poesía y música

La poesía es la emoción expresada en ritmo a través del pensamiento, como la música es esa misma expresión, aunque directa, sin la mediación de la idea.

Musicar un poema es acentuarle la emoción, reforzándole el ritmo.

(más…)

«Todas las palabras» de Manuel António Pina

Por Néstor Mendoza

a Geraudí y Audilia;
a las familias Da Silva y Sandoval,
a los gentiles amigos de São Brás
.

Su muerte prematura en un hospital de Oporto coincidió con la publicación de Todas as palavras (2012), tomo definitivo de su poesía reunida. Presumo que los avisos de una grave enfermedad apresuraron su aparición, como balance final y testamento. Diez títulos se distribuyen en este libro, que arranca con un volumen de título extenso, publicado en 1974: Ainda não é o fim nem o princípio do Mundo, calma é apenas um pouco tarde (Todavía no es el fin ni el principio del mundo, calma, es apenas un poco tarde).

Los mecanismos editoriales para acceder a una traducción son caprichosos, lentos en su mayoría. Casi siempre lo más nuevo llega tarde (o nunca llega), y para leer lo antiguo debemos echar mano de lo que haya disponible y conformarnos con eso. Por la cercanía, sospecho que este libro aún no circula en castellano. (más…)