Cesário

 poesía joven de un joven poeta

 

 Por Antonio Carlos Villaҫa (I)

Estando yo en Lisboa, fue un octubre de 1966, muchas veces fui a espiar el busto de Cesário Verde, el mismo jardín que lleva su nombre. Y muchas veces me senté allí de cerca, en un banco cualquiera, para contemplar un poco al poeta tan joven. Escribí en el O Anel:

La niebla envuelve a Lisboa. Veo el busto de Cesário Verde. Me paro. Miro el rostro melancólico del joven poeta, que murió hace tanto tiempo… Es un muchacho en esta mañana de niebla, en un jardín del centro de Lisboa, es un frágil poeta contemplando la vida. Los poetas son infelices. El arte es una especie de condenación.

Una impresión realmente de inseguridad, fragilidad, emanaba del rostro juvenil de nuestro poeta, como de hecho emana de su poesía, toda elaborada en deseos de ser lapidario que caracteriza las estrofas sonoras de Cesário. La forma es escultórica y mantiene cierta frialdad, típicamente parnasiana. (más…)

Sobre el proceso creador

Por Armindo Trevisan

El proceso creador es un proceso doble: de elucidación interior, y, también, un proceso epidérmico, en la medida que implica una alegría casi infantil de invención, como cuando los niños van a un bosque y se tropiezan con frambuesas y moras que los fascinan. De esta forma, lo que las personas habitualmente llaman inspiración coincide con una deliciosa excitación psicológica, o psíquica. En consecuencia, el proceso creador tiene el valor de un test o de experiencia que puede resultar o no. Se trata de “llegar” a algo -que en verdad no sé lo que es. Un deseo de mirar, y no sólo de ofrecer a algo la luz, sino más bien de ofrecerse a la luz-. Es decir, no sólo de mostrar algo que permanece oculto, sino también de mostrarse a determinada iluminación.¿Sería el deseo de vivir que se opone al absurdo, a la ausencia de sentido del mundo? Siendo cristiano, considero al acto poético como el herma­no menor del acto creador divino, en la medida en que nuestra luz es reflejo de una Luz mayor, más alta. En el fondo, considero al proceso creador como una experiencia de sí en el Otro, una experiencia del Otro o “de la Otredad”, en sí mismo. (más…)

Poemas de Mário de Andrade

Soy trescientos

Yo soy trescientos, soy trescientos cincuenta,
las sensaciones renacen de sí mismas sin reposo,
¡Oh, espejos! ¡Pirineos, oh! ¡Caiçara!
¡Si muere algún dios, iré a Piauí a buscar otro! (más…)