El azar y la pérdida

Stéphane Chaumet

 

:

miro mis zapatos sin pies
y me pregunto si el regreso existe
si abandonar no vuelve más pesado el camino
si donde voy se llama aún ilusión
naufragio o lugar

hay heridas que curan otras heridas
hay pérdidas que enriquecen otras pérdidas

miro mis zapatos sin pies y me digo
mi vida sólo es desorden y confusión
y este hueco que empieza a crecer
¿hay que evitarlo o excavarlo más?

:

:

:

otra vez me encuentro
sin llave en los bolsillos
sólo una maleta a rastras
y en el vientre la ruptura

machacando ninguna queja
no tengo ya miedo
de hundirme

llevo demasiado
¿será el vacío que tanto pesa?

:

:

:

el esplendor de esos dioses se adivina
en la forma tallada por manos humanas
su cara en papilla de piedra
el tiempo también pasa para los dioses
como pasará sobre nuestros ídolos contemporáneos
sobre los profetas ávidos de sangre
la única huella que persiste a nuestro instinto de muerte
es el deseo herido de belleza

:

:

:

emprendiste el camino
tu familia ignora si estás muerto o vivo
quizá prefieren creer en tu abandono
o que te escondes en la vergüenza y el silencio
nadie aquí sabe quién eres de dónde vienes
a nadie le interesa
han dado a tu cadáver su última huella de humanidad
y gravado con un palo de madera
dos letras en una capa de cemento
…..N.N.
quizá en medio de la noche una madre o una hermana te llama
quizá eres de los que después de su muerte
nadie nombrará

:

:

:

nadie me pide partir
nadie me pide quedarme
no molesto ni hago falta a nadie
en ese rincón donde la soledad me sirve de sombra

nadie me obligó a salir de mi país
mi pasaporte me deja pasar las fronteras
mi exilio no es forzado ni realmente una elección
una fuerza extraña nacida de inquietudes me empuja

camino espero escucho
vivo con esta zona seca
en alguna parte de mí
que a veces vuelve a subir hasta la lengua

:

:

:

el cielo indiferente a lo que se agita debajo
a nuestros días que se desgranan y se diluyen
nuestras vidas obsoletas tan rápido
como el mundo que nos fabricamos
los objetos que inventamos y que estorban
las pequeñas miserias las vanas grandezas
las garantías contra la carencia
la salvaguarda de las memorias la huella de las palabras
lo que creemos ganado sobre el tiempo
lo que creemos curado del abandono
lo que pensamos infalible
un capricho del viento o del fuego
y todo lo que tenía precio para nosotros será barrido
incluso nuestra nada

 

:

:

 

Stéphane Chaumet. Dunkerque, Francia, 1971. Ha pasado largas estancias en países de Europa, América latina, Medio Oriente y Asia. Ha publicado las novelas: Même pour ne pas vaincre (Le Seuil, 2011) / Aun para no vencer (Vaso Roto, México 2013), Les Marionnettes (Le Seuil 2015) / Las Marionetas y el relato Au bonheur des voiles (Le Seuil 2013) / El paraíso de los velos, crónicas de Siria (Pre-Textos, España 2016) los libros de poesía: Dans la nudité du temps / En la desnudez del tiempo (L’Oreille du Loup, 2007), Urbaines miniatures / Urbanas miniaturas (L’Oreille du Loup 2007), La traversée de l’errance / La travesía de la errancia (La Cabra, México 2010), Les cimetières engloutis (Al Manar, 2013) / Los cementerios engullidos (Ladrones del tiempo, Bogotá 2017), Fentes / Fisuras (Al Manar 2015), Le hasard et la perte / El azar y la pérdida (Escarabajo, Bogotá, 2017) y el libro de fotografías: El Huésped / L’hôte, l’autre, fotos de Siria antes de la guerra (Uniediciones, Bogotá 2017). Editó y tradujo la antología Vientre de luz / Ventre de lumière, 14 poetas colombianas + Jattin (2017). Tradujo al francés a varios poetas latinoamericanos y españoles contemporáneos, también a la poeta alemana Hilde Domin y a la persa Forough Farrokhzad. La fotografía que ilustra este post pertenece a José Carlos Picón e intervenida digitalmente por el equipo de POESIA.