El andrógino ebrio en el Haitón

Daniel Arella

 

 

Los peces nacieron
……..luz en mis ojos fueron
……..Luz                Luz            Luz
……..Cuando en el mar me daba
……..Fueron diamantes
……..Milagros desnudos
……..Esperanzas permitidas
……..Cuando en el mar me daba
……..Solar de Ángeles
……..Los peces cantaban
……..El mar en las piernas me nacía
……..Y un árbol rosado en mis sexos florecía
……..Cuando todo ardía
……..Nunca fui más noble en mi vida
……..El mar era una luz que no nunca terminaba
……..No terminaba nunca
……..Esa Cruz
……..Sino en el espacio donde todo amanecía
……..Los peces crecían con mi amor
……..Por segunda vez el mar fue el cielo
……..Las piedras le dolieron a la tarde
……..La mañana sería eterna
……..Porque sería solo
……..Hasta amanecer mi madre sobre las piedras
……..Siempre estoy solo
……..Porque estoy completo
……..Mi maldición eterna
……..Mi pudor

.

.

.

Regresé a mi casa tarde
……..Mi cuerpo era la sombra de mí
……..Era cierto
……..Un templo que ardía
……..Mi cuerpo era la casa del misterio
……..Mi cuerpo era un Sol que vibraba en el aire
……..Regresé a mi casa solo, eterno
……..Herido de amapolas
……..Dormido sobre mi padre
……..Era un Dios que amanecía en las piedras
……..Era un Dios
……..Ebrio en el Haitón

.

.

.

Las nubes coronaban mi éxtasis
……..Estaba mojado
……..Como un sapo que toda la noche canta
……..Porque está solo
……..Era una ola que sólo ama
……………..Era una ola
……………………..Una ola sin amor

.

.

.

La tarde era inmensa
……..Mi pasión sumisa la adoraba
……..Oraba en silencio
……..Una mariposa azul rasgó mi oreja
……..Y sangré sobre la luz de mis pasos
……..Iba solo, como siempre
……..Muy solo como la noche que no siente
……..Estaba sombrío
……..De tanta soledad y misterio
……..Estaba sombrío
……..entonces las piedras fueron mantras
……..las raíces del árbol fueron mantras
……………………….la arena fue mantra
……..Todo en el silencio fue un mantra despierto
………………………..Un ala que sueña
………………………..Un ojo que habita
………………………..Una bendición marchita
………………………..Una pasión

.

.

.

La oscuridad fue soledad tanto tiempo
……..Su música es milagro
……..Y me quiero
……..Soy tímido, me amo
……..Soy un Dios pordiosero
……..Soy Dios, estoy solo
……………Como el milpiés y los vientos
……………Como la oruga y el perro
……………Como mi amor y su silencio
……..El misterio aúlla en mi beso solo
……..Mi beso frente al espejo
……..El beso es estrella
…………………………….Y desaparezco
……..No en el cielo
……..En el sentimiento

……..Me descubrí ebrio en el Haitón
……..Colgado como un murciélago
……..Vertical en la sombra

……..El fondo era un Dios que nacía y nacía
……..Un dios abierto
……..Nacía
……..Era un cielo que hacia mí venía.

:

:

:

El deseo se parece como pienso
……..Y vibro para parecerme al aire

……..Y ver temblar al tiempo
……..Hasta igualarme a la pérdida
……..Ser tierra
……..Nube que no cesa de adorar
……..El deseo es fuego entero en mi milagro
……..Estoy solo
……..Hoy vi a una niña del tamaño de este deseo
……..Hoy vi a una niña
……..Y de tanto verla fui espacio:
……………………………Ojo ciego grande para volar

.

.

.

Bebía Cocuy
……..
Y el mar volaba en mí
……..Mi cuerpo era suyo
……..De madre en su misterio
……..Estaba mojado como un resplandor
…………………….Era puro vírgen flor
……..Era príncipe de mi destino
……..Puro como el ardor yo moría
……..Acabé sobre el mar
……..Lo teñí de blanco
……..Estaba agradecido
…………………….El mar de blanco ardía
……..Las gaviotas
……..cayeron como estrellas
…………….Sobre el mar y lo apagaron
…………………….No pudieron
……..Fue mi primer cielo abajo

……..El primero

.

.

.

Mi miembro se endureció con el árbol azul
……..Mi clítoris con sus hojas rojas
……..El viento fue orgasmo del silencio
……..Era dueño de todas las palabras y callaba
……..Quería deslumbrar a la luz
……..Con mi misterio
……..Y hacerla mía
……..Era mía
……..La luz
……..Y mi sangre se congelaba en las alturas
……..Era mía
……..La luz
……..Y estaba oscuro
……..El silencio era luz y todo amaba
……..Mi destino estaba completo
………………………………..Vivía aún
……..En mí no cabía

……..(No cabía)

.

.

.

Aquél árbol me dolió
……..Y sus hojas remendaron mi silencio
……..Me reí, estaba contento
……..Y reía
……..Era blanco para reír
……..El viento, Padre, reía también

.

.

.

Soy triste
……..Aunque alegre
……..Siempre ebrio para el misterio
……..Ebrio
……..Bailo para que las flores bailen
……..Y el día baile
……..Y los animales bailen con mi esperma
……..Y con mi esperma la Diosa del Haitón ría
……..Y se ilumine su promesa
……..Su muerte
……..Sea luz en la cueva

.

.

.

Hay tiempo para permanecer
……..La nervadura de las hojas
……..Son palabras del aire
……..Hay tiempo para amanecer desnudo en la carne
……..Y si no hay tiempo
……..Soy espacio y muero
……..Joba bebe Cocuy para hablar conmigo
……..Lo escucho y no lo escucho
……..Bebo
……..Beso
……..Estoy sombrío
……..Permanezco oscuro

_

_

Daniel Arella. Caracas, Venezuela, 1988. Poeta, Licenciado en Letras mención Lengua y literatura Hispanoamericana y Venezolana por la Universidad de Los Andes. Actualmente cursa la Maestría de filosofía por la misma casa de estudios.  Ha publicado el poemario Al fondo de la transparencia (Editorial el perro y la rana, 2012); El loco de Ejido (plaquette Colección de poesía naciente venezolana Ojos de videotape lospoetasdelcinco editora, Santiago de Chile, diciembre, 2013). En el 2015 recibió el XIX Premio Iberoamericano de Poesía por Concurso «Ciro Mendía» (Casa Municipal de la Cultura del Municipio de Caldas Departamento de Antioquia, Colombia) con su poemario Anatomía del grito. Poemas, cuentos y ensayos suyos han sido publicados en varias páginas webs y revistas digitales nacionales como internacionales: Cantera, Revista Casaviento, El Club de la Serpiente, Gente emergente, poetassigloveimtiuno Letralia, Afinidades electivas, Katharsis, La tribu de Frida, La ira de Orfeo, Cráneo de Pangea,  Poesía, Insilio, entre otras. El andrógino ebrio en el Haitón (Nuevos Clásicos Editorial, Bolivia, 2017) es su libro más reciente.